Saltar al contenido
Belleza y Salud Natural

JABON DE CALENDULA Propiedades y como hacerlo (paso a paso)

6 junio, 2017
jabon de calendula

El jabón de caléndula tiene una espuma esponjosa y limpia delicadamente la piel, sin agredirla ni irritarla. Conoce las propiedades de este limpiador, y como preparar tu propio jabon de calendula casero de forma artesanal y económica.

Cómo hacer jabón de caléndula casero

Este jabón casero combina ingredientes naturales excelentes para la piel, como son el aceite de caléndula, la avena y la miel.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de pétalos de caléndula secos
  • 4 cucharadas de copos de avena triturados o molidos
  • 3 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de aceite de caléndula
  • medio kilo de jabón blanco neutro (puedes comprarlo o hacerlo tú mismo, más abajo te explico cómo)
  • 10 gotas de aceite esencial de mandarina o lavanda (opcional)

También necesitarás unos moldes para dar forma a tus jabones naturales. Si utilizas moldes de silicona, será mucho más fácil a la hora de sacar nuestros jabones de caléndula del molde cuando estén listos.

jabón de caléndula natural

Si no tienes aceite de calendula  a mano, puedes sustituirlo por una cucharada de aceite de almendras, o de aceite de oliva virgen extra, pero te recomendamos que consigas el de caléndula. Puedes entrar al link anterior donde te explicamos como hacerlo tú mismo, en una receta fácil y económica.

Si no quieres utilizar jabón blanco neutro ya comprado, puedes hacer tu propio jabón artesanal en casa. Es súper fácil y barato, ya que obtendrás un excelente producto con tan solo 3 ingredientes muy económicos. En este post te enseñamos de forma sencilla como hacer jabón neutro paso a paso.

Receta del jabón de caléndula paso a paso

  • Ralla el jabón blanco para que sea más fácil derretirlo y colócalo al baño María. Añade la miel y vete removiendo para que se derritan y se mezclen ambos ingredientes.
  • Quítalo del fuego, y ahora añade los pétalos de caléndula, el aceite de caléndula, la avena y el aceite esencial de mandarina y mezcla bien.
  • Engrasa un poquito los moldes con aceite de oliva virgen o con aceite de almendras, y a continuación vierte la mezcla anterior en ellos. Deja que reposen durante al menos medio día (12 horas) o mejor aún si esperas un día completo.
  • Cuando esté sólido, saca el jabón de los moldes. Si tu molde era muy grande, en este momento puedes cortar el jabon de calendula casero con un cuchillo en las porciones del tamaño que desees.
  • A continuación comienza su proceso de curado, es decir, debes dejarlos reposar en una bandeja por 2 ó 3 semanas en un sitio seco y ventilado, para que se endurezcan completamente.

Descubre: cómo hacer crecer el cabello con remedios naturales que funcionan.

Jabón de calendula propiedades y beneficios

La planta de la caléndula y más concretamente sus flores son un excelente remedio natural para cuidar la piel, especialmente aquellos tipos de piel sensible, muy secas, o que sufren cicatrices, rojeces o incluso pequeñas hinchazones debidas a las alergias. Tanto la flor de la caléndula como su aceite poseen multitud de propiedades beneficiosas para la piel de nuestro cuerpo y rostro, gracias a sus efectos antiinflamatorios, hidratantes y calmantes.

El jabón de calendula además posee propiedades antisépticas y limpiadoras que ayudan a la piel a mantenerse libre de la suciedad que acumula durante el día. El poder antioxidante, antiestrías y antiarrugas del aceite de caléndula ayuda a la piel a regenerarse, a mantener su nivel de humedad y a permanecer tersa y lisa.

Precaución si lo utilizas por primera vez

Se trata de un producto natural y delicado, pero como todas las pieles son diferentes, te recomendamos que la primera vez que utilices este jabón, lo pruebes en una pequeña parte de tu cuerpo para asegurarte de que no te provoca ninguna reacción.

Más productos de belleza con la flor maravilla

La caléndula o planta maravilla es una excelente opción para cuidar la piel de tu cuerpo y rostro diariamente, por su alto poder hidratante, antiarrugas y calmante. Este jabón funcionará mejor si lo utilizas en combinación con otros productos a base de caléndula, como el aceite o la crema que puedes aplicar sobre tu piel inmediatamente después el baño.

Si tienes la piel sensible, muy seca, escamada, o con rojeces, aprende a hacer tu propio aceite de caléndula fácilmente, y con ingredientes naturales y económicos. Si te lo aplicas diariamente, podrás comprobar que los resultados son asombrosos.

También puedes fabricar crema facial de calendula, ideal para borrar pequeñas arrugas y mantener la piel del rostro altamente hidratada y nutrida.

¿Qué te han parecido estas recetas? Cuéntame en los comentarios si las has hecho, si te han salido bien, o si tienes cualquier duda sobre el proceso.