Saltar al contenido
Belleza y Salud Natural

COMO QUITAR EL CANSANCIO [con 10 trucos sencillos]

28 diciembre, 2016
cansancio

A veces estamos en mitad del día y el cansancio se apodera de nosotros. Nos invade la modorra, una sensación de fatiga, falta de fuerzas para continuar con nuestras tareas, o simplemente no tenemos suficiente energía para sobrellevar nuestros quehaceres diarios. ¿Por qué nos ocurre esto? ¿A qué se debe, y como podemos solucionarlo?

Qué es el cansancio

El cansancio, agotamiento o astenia es una sensación subjetiva de falta de energía física o mental. Quien siente cansancio siente que el cuerpo le pesa, que su mente funciona con lentitud, y le impide el normal ejercicio de su trabajo. A menudo quien padece cansancio extremo desea estar quieto, e incluso dormir, ya que la somnolencia puede también ser síntoma de cansancio. Esto no se debe a falta de voluntad de quien lo padece, sino a una imposibilidad real de continuar con sus actividades diarias.

Causas del cansancio

El cansancio puede ser físico, especialmente tras haber realizado una tarea dura o ejercicio exigente, como pasar muchas horas limpiando, o jugar un partido de fútbol. En estos casos, normalmente es suficiente descansar en las horas siguientes para que el cuerpo recupere sus fuerzas. En algunos casos, el cansancio afecta a zonas específicas de nuestro cuerpo, como el cansancio ocular  debido a un trabajo largo frente al ordenador. En ese caso debemos permitir que nuestros ojos se relajen, interrumpiendo la actividad que nos está saturando. Pero la fatiga también puede ser emocional, ante una situación estresante que perdura en el tiempo, como por ejemplo un divorcio, o tener que cuidar de un familiar enfermo durante mucho tiempo. El tercer tipo de cansancio, sería el de tipo mental, que se produce cuando debemos mantener la concentración durante muchas horas, por ejemplo en época de exámenes, si nos estamos preparando para unas oposiciones o si debemos resolver un problema difícil. Para contrarrestar este tipo de fatiga, lo ideal es justamente realizar un poco de ejercicio, tal como salir al exterior y caminar, o ir a correr por un parque.

Pero si sientes que ninguno de estos es tu caso, es porque existen muchas otras posibles causas del cansancio, como:

  • una dieta pobre, y la falta de determinados nutrientes
  • anemia
  • enfermedades endocrinas, como el hipotiroidismo
  • diabetes
  • la depresión
  • o el estrés

Si nunca te habías sentido así, y de pronto un cansancio extremo te invade, lo mejor es que acudas a tu médico para que te realice una analítica de sangre completa, y puedas descartar que se deba a alguna enfermedad.

Pero también ocurre con frecuencia, que sentimos fatiga debido a algunos malos hábitos que realizamos cada día, sin siquiera darnos cuenta. Por ello queremos darte 10 sencillas pautas para reducir tu sensación de agotamiento, y recuperar el bienestar y la energía. ¡Ahí van!

cansancio cronico

Reduce el cansancio [con 10 trucos sencillos]

1) Bebe suficiente agua 

Beber agua es importante, porque un cuerpo deshidratado funciona peor, y entre otras cosas, nos hace sentir cansados. Por tanto, no olvides beber entre 2 y 3 litros de agua diarios, te mantendrás hidratado y evitarás la sensación de fatiga.

2) Haz ejercicio dos o tres veces por semana

Está científicamente demostrado que el ejercicio regular incrementa la sensación de energía en nuestro cuerpo. Al practicar deporte, ejercitarse o caminar a paso ligero, tu cuerpo se va fortaleciendo paulatinamente, y sobre todo a medio y largo plazo te vas sintiendo rebosante de energía. Además, este método, logra reducir la sensación de cansancio, sin ninguna de los efectos secundarios de otros métodos, como el café.

3) Deja de tomar azúcar

¿Te parece extraño? Tomar demasiado azúcar tal vez te aporte energía al instante, pero es a muy corto plazo, dicha energía tan solo durará una hora, como mucho. Tras dicho periodo, tu cuerpo segrega insulina, y de golpe todo el azúcar es barrido de tu sangre, y transformado en grasa. ¿Y cuanto azúcar es demasiado? en cuestión de azúcar, …casi todo es demasiado.

Píensalo, uno de los síntomas típicos de las personas diabéticas, que por definición tienen problemas para controlar sus niveles de glucosa (azúcar) en sangre, es el cansancio, la fatiga, y la somnolencia. Rebajar la cantidad de azúcar de tu dieta es una apuesta segura para reducir la sensación de cansancio y fatiga crónica. Si quieres endulzar tus bebidas, una solución natural y saludable es utilizar stevia.

4) Duerme más cada noche

El cuerpo y la mente necesitan horas de sueño para repararse. Dormir suficientes horas no es un lujo, es una necesidad vital de la que no podemos escapar. ¿Cuánto es suficiente? Eso depende de cada persona, digamos que la regla general es dormir 8 horas, pero puede haber personas para las cuales 7 horas sea suficiente. En cualquier caso, aprovecha la noche para descansar, apagar la televisión y meterse a la cama un poco antes de lo acostumbrado es una increíble inversión en salud a largo plazo.

5) Desayuna bien

En este caso, menos NO es más. Saltarse el desayuno afectará al rendimiento de toda tu mañana, y es una mala idea si quieres sentirte despejado y fresco. Para que tu desayuno te ayude a estar rebosante de energía debes incluir fruta, carbohidratos de lenta absorción y una fuente de proteínas. Si necesitas un poco de inspiración, y quieres conocer las 9 mejores recetas para un desayuno perfecto, haz clic en el link anterior!

6) Toma cloruro de magnesio

Tener bajos niveles de magnesio en el organismo es una de las posibles causas de la fatiga y el bajo tono físico. El magnesio ayuda a absorber mejor los nutrientes de los alimentos, y mejora la capacidad del cuerpo para transformarlos en energía aprovechable. Según el panel de expertos de la EFSA existe una relación causa-efecto entre la ingesta de dosis adecuadas de magnesio y la reducción de la fatiga crónica, la debilidad muscular y el cansancio.

Por ello, si te sientes cansado habitualmente, consulta con tu médico la posibilidad de tomar durante una temporada un suplemento a base de cloruro de magnesio. Puedes consultar a continuación, como se toma y que otros 15 beneficios te aportará el cloruro de magnesio.

7) Relájate ¡adiós al estrés! 

El estrés es la puerta por la que entran casi todos los males. En situaciones de estrés se segrega cortisol, una hormona capaz de inhibir a las células encargadas de protegerte, tus células inmunitarias. Así que en situaciones de estrés prolongado, tu sistema inmunitario se desmorona, y las probabilidades de caer enfermo y sentirse extremadamente fatigado se multiplican.

Solución, aleja de tu vida las fuentes de estrés, ya sean personas, situaciones o trabajos, porque a largo plazo te pasarán una seria factura física y mental.

como disminuir el cansancio

8) Toma menos café

Tomar un café al día por la mañana, nos despierta. Pero tomar más de dos o tres cafés diarios, incrementa la producción de cortisol, la hormona del estrés, con los efectos negativos que ello conlleva.

Además, llega un punto, que por más café que tomes, su eficacia es nula, y no hará que te despiertes, e incluso puede provocarte el efecto contrario (fatiga y problemas para conciliar el sueño). Por ello, si te gusta el café, lo mejor es limitar su ingesta a un solo café al día.

9) Vitaminas naturales para el cansancio

Algunas veces el cansancio está causado por estados carenciales de vitaminas. Para contrarrestarlo, incluye en tu dieta abundante fruta fresca como naranjas, manzanas, peras, piña y plátanos.

Además, los frutos secos como las nueces o las almendras crudas aportan vitaminas como la E, vitaminas del grupo B, y ácidos grasos esenciales Omega-3.  Otras excelentes fuentes de vitaminas naturales son la miel y la jalea real, mejor aún si son orgánicas.  

10) Échate la siesta

La siesta es una santa costumbre de las culturas latinas, placentera y relajante. Pero no solo eso, estudios demuestran que echarse una siesta corta, de media hora como máximo tiene un efecto reparador en nuestro organismo, nos ayuda a evitar el cansancio físico durante el día, y mejora nuestro rendimiento mental y laboral.

11) Mejora tu postura

La higiene postural consiste en mantener una buena posición de tu cuerpo mientras estás quieto, y en concreto, mantener tu columna erguida y relajada. Esto reporta un montón de beneficios para la salud, entre ellos, ayuda a reducir el cansancio y los dolores musculares. Una buena forma de lograrla es practicando yoga, que fortalecerá tus músculos y hará que te estires y tomes conciencia tu postura.

Y, tu ¿cuántas de estas pautas cumples? Cuéntanos más abajo, en los comentarios tu experiencia, y como te funcionan estos trucos.