Saltar al contenido
Belleza y Salud Natural

15 Beneficios del Cloruro de Magnesio ¡Aprende a utilizarlo!

5 marzo, 2018

¿Para qué sirve el cloruro de magnesio? Este es un suplemento cada vez más popular, por la infinidad de beneficios para la salud que puede ofrecer. ¡Aprende a utilizarlo!

15 Beneficios del Cloruro de Magnesio ¡Aprende a utilizarlo!

El cloruro de magnesio tiene múltiples beneficios para la salud, ya que ayuda a controlar el dolor de cabeza, mejora la función hepática, reduce la presión arterial, mejora los huesos, y favorece la no formación de cálculos renales, entre otros.

El cloruro de magnesio (MgCl2) es un compuesto mineral iónico, formado por cloro y magnesio. Es un compuesto natural, que puede obtenerse del agua del mar o de la salmuera y se utiliza como complemento alimenticio, por su gran aporte de magnesio. 

El magnesio es el cuarto mineral más abundante en el cuerpo humano, aproximadamente el 50% del magensio está depositado en nuestros huesos, y el 50% restante forma parte de nuestros tejidos y órganos. Entre las distintas utilidades del magnesio en nuestro organismo encontramos:

  • El correcto funcionamiento intestinal
  • Favorecer la formación y mantenimiento de huesos y dientes
  • Creación del triosfato de adenosina, moléculas que el cuerpo emplea para obtener energía
  • Buen funcionamiento del corazón
  • Regulación de los niveles de azúcar en sangre
  • Relajación de los vasos sanguíneos

cloruro de magnesio beneficios

Beneficios del cloruro de magnesio

1) Disminuye el riesgo de cálculos renales

La ingesta en dosis adecuadas de magnesio reduce el riesgo de calcificaciones (acumulaciones de calcio) en lugares inapropiados del organismo. También reduce la acumulación de oxalato de calcio, que en la mayoría de las ocasiones es el responsable de la formación de los cálculos que obstruyen el riñón.

2) Ayuda a relajarte y disminuir el estrés

Tener cantidades adecuadas de magnesio en el organismo favorece su correcto funcionamiento, y que nos sintamos cómodos, y relajados. Sin embargo, está demostrado que altos niveles de estrés pueden disminuir los niveles de magnesio de nuestro organismo, alterando su correcto funcionamiento.

Por ello, si estamos atravesando una época de estrés y ansiedad, tomar suplementos de cloruro de magnesio puede tener un efecto muy beneficioso sobre nuestro organismo, ya que ayudará a calmar nuestro sistema nervioso y favorecer el sueño y el descanso.

3) El cloruro de magnesio facilita las digestiones difíciles

El cloruro de magnesio facilita a la digestión, ya que ayuda a regular la producción de ácidos estomacales, rebajando así la acidez que se puede sentir en el estómago.

4) Menos riesgo de diabetes

Tener niveles insuficientes de magnesio en el organismo,  a medio y largo plazo puede derivar en enfermedades crónicas, como por ejemplo la diabetes. Estudios afirman que el magnesio ayuda a regular los niveles de azúcar presentes en la sangre, a través del correcto funcionamiento de la producción de insulina en el páncreas. Por ello, el cloruro de magnesio en cantidades adecuadas, puede ser un gran aliado en la prevención de la diabetes, sobre todo para personas propensas a sufrirla.

5) Articulaciones saludables

Sin magnesio, un exceso de calcio puede depositarse en tus articulaciones, haciendo que no funcionen bien y que causen mucho dolor. El cloruro de magnesio ayuda a mantener las articulaciones en buen estado, y por ello puede utilizarse junto con otros hábitos de vida saludables para prevenir la artritis o artrosis y el dolor articular.

Aprende cómo cuidar el Aloe Vera, la planta mágica para tu piel.

6) Rebaja la presión arterial

La hipertensión o presión arterial alta afecta a una de cada 3 personas. La hipertensión no tratada puede causar enfermedades cardíacas serias y llegar incluso a ser causa de un derrame cerebral. Está demostrado que bajos niveles de magnesio pueden conducir a la hipertensión arterial. Por ello, a menudo los doctores recomiendan suplementos de cloruro de magnesio a sus pacientes hipertensos, y esto no es nada nuevo, ya que ha sido así desde la década de 1930. Estudios científicos modernos avalan que tomar magnesio reduce la presión arterial sistólica y diastólica, y los resultados fueron evidentes tras solo 12 semanas de tratamiento. 

7) Huesos resistentes

El magnesio, junto cono otros minerales como el calcio, el flúor o el potasio, se encargan de conformar las partes duras que sustentan nuestro cuerpo, como huesos y dientes. De hecho, casi la mitad de todo el magnesio presente en nuestro organismo se encuentra en los huesos. El magnesio regula la absorción del calcio, y además activa una enzima necesaria para la producción de hueso nuevo. Asimismo el magnesio influye en la actividad de la vitamina D, esencial para que el calcio se absorba y quede fijado en los huesos.

Es por ello que niveles adecuados de este mineral ayudan a fortalecer los huesos, y a prevenir la descalcificación y la osteoporosis, que afecta especialmente a  las mujeres a partir de los 40 años.

8) Dientes fuertes

Y siguiendo con el razonamiento anterior, el magnesio es vital también para unos dientes fuertes y sanos. Estudios han demostrado que individuos menos propensos a sufrir caries tenían en sus dientes concentraciones más elevadas de magnesio que el resto de individuos.

9) Reduce la fatiga crónica

Tener bajos niveles de magnesio en el organismo es una de las causas de la fatiga y el bajo tono físico, aunque no es la única. El magnesio ayuda a absorber mejor los nutrientes de los alimentos, y mejora la capacidad del cuerpo para transformarlos en energía aprovechable. Según el panel de expertos de la EFSA existe una relación causa-efecto entre la ingesta de dosis adecuadas de magnesio y la reducción de la fatiga crónica, la debilidad muscular y el cansancio.

Pero como decíamos, la falta de este mineral no es la única responsable del cansancio. Por ello si te afecta el cansancio físico y psicológico, además de tomar magnesio, mira estas 10 pautas sencillas para disminuir el cansancio y la fatiga (¡realmente funcionan!).

10) Cura el dolor de cabeza

Los dolores de cabeza fuertes y recurrentes, o migrañas, pueden ser tratados con magnesio. Estudios han demostrado que las personas que padecen migrañas, a menudo tienen bajos niveles de magnesio en sangre, por lo que aportarles una suplementación de este mineral, puede reducir significativamente la frecuencia con la que aparecen los episodios de esta enfermedad, así como disminuir la intensidad de los dolores.

11) Ayuda a mantener el cuerpo depurado

El magnesio contribuye a una adecuada función renal, ya que por ejemplo, mantiene las vías urinarias limpias y libres de acumulación de calcio, desinflama el sistema excretor urinario y ayuda a eliminar el ácido úrico. Esto tiene un impacto muy positivo en todo el organismo, puesto que lo mantiene saludable, limpio y libre de toxinas.

12) Favorece un correcto tránsito intestinal

El magnesio favorece el tránsito intestinal, porque ayuda a que nuestro intestino mantenga sus niveles correctos de hidratación y además favorece el movimiento peristáltico, es decir, las contracciones intestinales necesarias para hacer transitar los alimentos a través del tubo digestivo. Tomar magnesio por la mañana en ayunas te ayudará a ir regularmente al baño, ya que previene el estreñimiento.

13) Regula la menstruación

Una de las funciones del magnesio es promover una función endocrina adecuada, y es por esto que sirve para prevenir desajustes y problemas premenstruales y menstruales. Asimismo, estudios publicados por la universidad Maryland Medical Center afirman que la suplementación de magnesio en dosis adecuadas reduce los dolores y calambres propios de la menstruación, que para algunas mujeres llegan a ser particularmente fuertes.

14) Regula el PH de nuestro organismo

El magnesio ayuda a regular el PH de nuestro cuerpo y nuestra sangre, rebajando su nivel de acidez. Debes saber que un organismo con niveles de acidez elevados, es más propenso a sufrir infecciones y enfermedades en el futuro.

15) Disminuye el riesgo de sufrir parto prematuro

Por su capacidad de reducir las contracciones del parto, el magnesio puede ser un complemento alimenticio muy útil para mujeres que necesitan disminuir el riesgo de alumbramiento prematuro.

16) Mejora la función cerebral

Niveles adecuados de magnesio promueven el buen funcionamiento del cerebro, y estimulan las capacidades de aprendizaje en individuos jóvenes y adultos. Neurocientíficos chinos y norteamericanos han demostrado que además, el magnesio juega un papel fundamental en el retraso del envejecimiento de nuestro cerebro y mantienen sus funciones cognitivas en plena forma durante más tiempo.

Como se toma el cloruro de magnesio

Para tomar cloruro de magnesio de forma segura, antes debes consultar a tu médico que te indicará si puedes tomarlo o no, y en que dosis, según tu edad y estado de salud, y si debes combinarlo con otros minerales. Este suplemento alimenticio existe en 3 formatos diferentes:

  • En cápsulas
  • Cloruro de magnesio cristalizado
  • Cloruro de magnesio en pastillas

En general, el cloruro de magnesio cristalizado suele tomarse en cantidades de 2,5 gramos al día, disuelto en un vaso de agua, o en agua con zumo de limón. Esta cantidad equivale a unos 300 mg de magnesio. Puedes tomarlo en ayunas por la mañana, o durante el transcurso de una comida.

Si optas por tomarlo en pastillas o cápsulas, lee bien el envase del fabricante, donde se indicará cuantas píldoras debes tomar cada día. Esto variará según el fabricante, puesto que distintas marcas ofrecen formatos diferentes.

Eso sí, el consumo de cloruro de magnesio está contraindicado en casos de diarrea y de insuficiencia renal. Por ello, si padeces actualmente alguna de estas dolencias, consulta con tu médico antes de tomar cualquier tipo de suplementación a base de magnesio.

Considera que si vas a tomar un suplemento de magnesio, este normalmente debe acompañarse de calcio. La combinación de ambos elementos, que normalmente se utiliza en proporciones del doble de magnesio elemental que de calcio elemental, es muy efectiva.

Finalmente, recuerda que esta no es la única manera posible de tomar este mineral, ya que el magnesio también se encuentra de manera natural en algunos alimentos, como el aguacate, las almendras, los vegetales de hojas verdes, los frijoles y guisantes.