Saltar al contenido
Belleza y Salud Natural

Remedios caseros para la ansiedad y el estrés ¡recupera la tranquilidad!

29 septiembre, 2020
remedios caseros ansiedad

El término ansiedad recoge un conjunto de reacciones cognitivas, conductuales y fisiológicas producidas ante un estímulo considerado amenazador, que nos sentimos incapaces de afrontar. La ansiedad en sí misma es un fenómeno común, una emoción básica que activa el organismo ante una situación que creemos peligrosa. Tiene muchas caras y muchas formas de manifestarse. Puede aparecer con síntomas físicos, como temblor de manos, dificultades para respirar o insomnio. Exhibe también manifestaciones psicológicas, como miedos exagerados o injustificados. Comúnmente utilizamos medicamentos ansiolíticos para combatirla y aunque funcionan, lo cierto es que su uso prolongado en el tiempo les hace perder eficacia y puede crear dependencia, somnolencia durante el día, debilidad muscular o mareos. Por eso queremos darte algunas opciones naturales; vamos a hablar de remedios caseros para la ansiedad y para reducir el estrés y los nervios.

Síntomas de ansiedad

Las señales de ansiedad pueden ser de dos tipos, físicas y psicológicas, las más frecuentes son:

  • Tensión muscular
  • Taquicardia, palpitaciones
  • Insomnio
  • Problemas gastrointestinales y digestivos
  • Aumento de la presión sanguínea
  • Sensación de vacío mental.
  • Creciente sensación de alarma y peligro.
  • Nerviosismo, picor en el cuerpo.
  • Sensación de ahogo o falta de aire, sudor, temblor.
  • Inducción de imágenes, recuerdos y pensamientos negativos.
  • Sensación de ser observado y de ser el centro de atención de los demás.
  • Tendencia a buscar explicaciones, tranquilidad y rutas de escape.
  • Ataques de pánico.
remedios caseros para la ansiedad

La agitación y los ataques de pánico son problemas más comunes de lo que pensamos. En la naturaleza existen varios remedios para combatir estos trastornos; las hierbas y plantas medicinales, las tisanas, comprimidos de plantas y los aceites esenciales son un apoyo eficaz para combatir la alteración del estado de ánimo. Su acción interviene fisiológica y químicamente a través de los ingredientes activos de las plantas.

Si te reconoces en algunos de los síntomas que hemos ennumerado, seguramente puedas beneficiarte de algunos de estos remedios caseros para disminuir la ansiedad y promover un estado de mayor tranquilidad física y mental.

Los remedios naturales más eficaces para combatir la ansiedad y el estrés

La naturaleza es una gran aliada de nuestro cuerpo y nuestro bienestar y, con su ayuda, podemos sentirnos más relajados y contrarrestar los efectos del estrés. Algunos productos fitoterapéuticos pueden darte excelentes resultados. Entre los remedios caseros para la ansiedad destacan estas plantas:

1) Griffonia de espino

Las semillas de griffonia (griffonia simplicifolia) se emplean para regular el sueño, Este arbusto de origen africano, es ideal para disolver la tensión muscular y mental.

2) Valeriana común

También llamada valeriana medicinal (valeriana officinalis) se ha empleado tradicionalmente como remedio casero para la ansiedad por su acción tranquilizante, calmante e inductora del sueño. Se puede tomar en infusión, o en forma de cápsulas o comprimidos, ricos en ácido valerénico. En ambos casos se recomienda tomar entre media hora y una hora antes de acostarse.

Los remedios naturales para la ansiedad tienen propiedades sedantes para aliviar los síntomas del estrés gracias a la presencia de flavonoles.

Valeriana remedio ansiedad
Planta de Valeriana, relajante natural.

La valeriana produce un efecto sedante suave, pero esto no significa en ningún caso que se deba aumentar la dosis diaria recomendada por cada fabricante. Si por algún motivo esta planta no te hace efecto, prueba con otra de las soluciones que te mostramos a continuación.

3) Passiflora, uno de los remedios caseros para la ansiedad más eficaces

La passiflora (Passiflora incarnata) tiene una acción calmante, favoreciendo una relajación progresiva y una disminución general de los niveles de tensión. Se recomienda tomar 2-3 tazas de infusión de passiflora diariamente, mientras dure el tratamiento para la ansiedad.

4) Melissa, el remedio natural relajante y tonificante

Entre los remedios naturales más conocidos contra el estrés encontramos las infusiones de Melissa (Melissa officinalis), favorecedora del sueño reparador. Esta hierba también conocida como toronjil, ayuda además a tonificar el sistema nervioso. Se toma en infusión 3 veces al día, mientras dure el tratamiento.

Remedios caseros ansiedad melissa
Infusión de melissa y manzanilla, de acción calmante.

Su acción relajante puede potenciarse al combinarse en la misma infusión con otros dos remedios naturales muy comunes, la manzanilla y la valeriana. Además de calmar la ansiedad, la manzanilla es un remedio natural para los trastornos gástricos y digestivos.

Ataques de pánico: cuando la ansiedad se vuelve inmanejable

A veces la ansiedad se vuelve tan excesiva que nuestro cuerpo no puede manejarla, se desencadena un exceso de nerviosismo y preocupación. Esto se llama ataques de pánico. Esta condición se manifiesta con fuerte aceleración de los latidos del corazón, respiración más frecuente y difícil, sudor frío, mareos, cansancio, temblor en las extremidades.

Por lo general, estas situaciones son alarmantes, ya sea de corta o larga duración (alrededor de media hora en los casos en que son más largas). Es una señal que el cuerpo envía para advertir que hay algo serio que corregir, a nivel psico-físico.

Y los síntomas pueden ser tan violentos que la persona puede confundirlos con los de un ataque al corazón o un derrame cerebral. Su aparición está relacionada con acontecimientos significativos, como la muerte de una persona, pero también con un nacimiento, un divorcio u otros cambios importantes en nuestras vidas, no necesariamente negativos.

Las causas más frecuentes de ansiedad y estrés

El estado de tensión causado por la ansiedad suele tener su origen en el entorno laboral, las situaciones cotidianas, los ritmos de vida excesivamente agitados, los posibles cambios repentinos, las actividades intensas y los cambios que quedan fuera de nuestro control.

Así pues, la fitoterapia y sus efectos beneficiosos tienen un efecto equilibrador en los sistemas inmunológico, endocrino, nervioso y cardiovascular. Sin embargo, eso por sí solo no basta. Además, deberás tomarte las cosas con más calma y eliminar aquellas fuentes de preocupación que están afectando negativamente a tu vida. Si tu condición perdura en el tiempo, no dudes en consultar un especialista.