Saltar al contenido
Belleza y Salud Natural

CÓMO PLANTAR AJOS y Cuándo sembrarlos ¡paso a paso!

30 septiembre, 2019
como plantar ajos

El ajo es uno de los ingredientes más usado en casi todas las cocinas. Es muy fácil de conseguir y comprar, pero también de cultivar con nuestras propias manos. Es una planta muy productiva y resistente que podemos cultivar nosotros mismos para disfrutar de todos sus beneficios. Hoy vamos a aprender cómo sembrar ajos y cuándo se plantan los ajos para que tu siembra sea un éxito. Sembrar ajo tiene muchísimas ventajas, comenzando porque no necesita demasiados cuidados para prosperar. Precisa buena tierra y unos pocos cuidados durante su etapa de crecimiento. El ajo es un cultivo que lleva un tiempo hasta que esté listo para su recolección, pero a cambio, no te dará mucho trabajo. Tendrás que estar atento a que no le falte riego, pero tampoco podrás pasarte.

Cuándo se siembran los ajos

El comienzo del otoño es el mejor momento para plantar ajos. Si vas a sembrar ajos en la tierra al aire libre, debe ser al menos seis semanas antes que ésta se congele. Esto ayudará a conseguir un buen desarrollo de las raíces, antes de que las plantas entren en su fase de latencia.

Los ajos pueden sembrarse en maceta todo el año, pero en cuanto empieza el clima más cálido, tu siembra irá perdiendo posibilidades de sobrevivir. El ajo necesitará esas primeras temperaturas cálidas para formar su bulbo, ideal para la maceta.

Es importante que sepas que el ajo se caracteriza por su latencia. Esto significa que recién cosechado puede demorar un poco antes de germinar.

Cómo plantar ajos, paso a paso

¿Sabes cómo se plantan los ajos?. El ajo es una planta de siembra directa, por eso no hace falta que lo germines antes en semillero. Tu semilla será el mismo diente de ajo.

cuándo plantar ajos

Si plantas ajos en maceta necesitarás una de tres litros y diez centímetros de diámetro, como mínimo. A decir verdad, la raíz del ajo no es muy profunda. Por eso, una mesa de cultivo o jardinera también sirven perfectamente para sembrar sus simientes. Aunque es importante respetar una distancia de diez centímetros entre cada planta.

Compra una cabeza de ajos y elige los dientes que tengan mejor aspecto, tamaño y forma. Los grandes y bien desarrollados son los que debes escoger. Los que crecieron en grupo y son de pequeño tamaño no sirven para plantar. Tampoco los que al ser separados, pierdan su piel.

cuándo se siembran los ajos
  • Elige un lugar soleado y con el suelo húmedo pero bien drenado (sustrato turbio y alto en carbón). Como sustrato puedes utilizar cualquiera del mercado, como el universal, de exterior, de plantación o especial hortalizas. Ya vienen fertilizados y libres de hongos y semillas. Sería ideal si pudieras  mezclarlo con un poco de arena de río gruesa, para aumentar su capacidad de drenaje.
  • Entierra y planta cada diente de ajo colocando el extremo con más punta hacia arriba y a unos dos a cinco centímetros de la superficie. Si elegiste plantar en mesa de cultivo, los plantarás en hilera, dejando diez centímetros entre cada uno.
  • Siempre, riega las semillas un poquito, apenas hayas sembrado.

Cada cuánto se riegan los ajos

El riego será determinante si quieres que tus plantas de ajo crezcan sanas. Debes regar los ajos muy bien cada ocho o diez días, o antes si la tierra está muy seca. Cuando estén más maduros, puedes regar con menor frecuencia.

En caso de que hayas plantado en maceta en meses más cálidos, seguramente tengas que aumentar la frecuencia de riego. Observa la tierra y cuándo veas que está seca, riéga tus plantas.

Una posible dificultad que puede presentarse es que los ajos puedan llegar a pudrirse por exceso de agua. Por eso repetimos las importancia del riego, sin olvidar ir reduciéndolo. También pueden aparecer hongos en climas templados o primaveras lluviosas. Hay que estar atento e informarse para combatirlos o descartar ese cultivo si aparecen muchos, ya que pueden ser peligrosos. Una opción son los fungicidas caseros, pero si estamos al final del cultivo y no es una gran infección, puede no ser importante. Hay opciones para preparar fungicidas con leche, usar purín de ortiga o cola de caballo.

Descubre: Cómo cuidar orquídeas para que florezcan cada año.

Cuándo se recogen los ajos

¿Sabes cuándo se recolectan los ajos? La cosecha será a los seis u ocho meses a partir de la siembra de las semillas, normalmente a finales de primavera. Debes fijarte que sea quince o veinte días después del último riego, así los ajos podrán secarse para cosechar.

Cuando la planta del ajo llegue a su máximo desarrollo aéreo, estará  formada. A veces pueden aparecer unos tallos florales justo en el centro. Es importante quitarlos para favorecer un mejor engorde del bulbo. Conseguirás una cabeza completa por cada diente de ajo.

cuando recolectar ajos

Seguramente han pasado muchos meses desde que en otoño sembraste esos ajos. Ahora, a finales de primavera o principios de verano, es el momento justo. Una gran satisfacción, porque con el ajo es difícil saber si todo fue bien hasta la cosecha. Ese el encanto de las siembras donde no vemos el bulbo. ¡Ojalá que la sorpresa sea grata! Si no, mantén el entusiasmo que el ajo no es difícil y la próxima será un éxito.

Cuando plantar ajos según la fase lunar

¿En qué luna se siembran los ajos? Plantar tus ajos en luna menguante es lo ideal, como pasa con todas las hortalizas de las que aprovechamos su parte subterránea.  No es necesario seguir este consejo a rajatabla. Esto es porque lo mejor para el cultivo siempre será sembrar con las condiciones más adecuadas del suelo y el clima. Eso es más importante que centrarse solo en la fase lunar.

plantar ajos

Dicho esto, si podemos hacer coincidir el momento ideal del entorno con el cuarto menguante, perfecto. Pero nunca olvides que no habrá problema si eso no es posible. Con el resto de condiciones a favor, podrás cosechar ajos de todas maneras, sin mayores problemas.

La luna menguante es la mejor fase para seguir con las actividades de siembra iniciadas en luna llena. Pero además del ajo, también es el mejor momento para sembrar tubérculos y raíces como remolachas, rábanos, patatas, puerros y cebollas.

¡Y esto es todo! A disfrutar de los más ricos ajos caseros, naturales y sin pesticidas.