Saltar al contenido
Belleza y Salud Natural

COMO ADELGAZAR SIN DIETA ¡funciona!

13 abril, 2017
adelgazar

Adelgazar sin hacer dieta es posible. ¿Como? Solo debes saber algunas cosas sobre el funcionamiento de tu cuerpo. Una vez conozcas eso, te proponemos trucos para perder peso sin darte cuenta, haciendo que tu dieta sea más saludable. Basta cambiar algunas pautas diarias que nos añaden un montón de calorías, sin aportar muchos nutrientes útiles a nuestro organismo. No te pierdas estos tips para mantener la linea aunque no estés a dieta.

Como adelgazar sin dietas (¡de verdad!)

No hay remedios mágicos para librarse de la grasa que nos sobra. Quien quiera adelgazar en serio tiene que comer menos, y moverse más. Menos calorías ingeridas, y más actividad física. Eso está claro. Para perder peso debemos ingerir menos calorías de las que vamos a gastar ese día, de modo que el cuerpo utilice la grasa que tenemos almacenada para obtener la energía que necesita.

No es cuestión de pasarse la vida a dieta, sino de modificar algunos hábitos diarios. Aumenta la cantidad de frutas y verduras, de cereales y granos integrales, y toma cada día una pequeña ración de proteínas, que además de ser ricas en nutrientes necesarios, prolongan nuestra sensación de saciedad durante horas tras la comida. No tomes proteínas en productos precocinados, sino las de calidad, presentes en el pescado, la carne y los huevos, cocinados de forma natural. Además, queremos darte 30 trucos para ayudarte a perder peso sin darte cuenta.

30 Trucos para adelgazar sin pasar hambre

1. Diluye los zumos con agua

Un consejo para reducir las calorías sin tener que renunciar a un zumo refrescante, es que en vez de tomarte un vaso completo de zumo de frutas, solo llenes la mitad, y al resto le añades agua. Verás que al consumir menos calorías unas 85 ó 100 kilacolorías menos por vaso, estarás «haciendo dieta» sin enterarte. Las frutas aunque sean naturales y saludables, tiene azúcares y por ello tienen calorías, así que no tomes vasos y vasos de zumo pensando que es un alimento light. 

Toma zumos de frutas naturales, no los envasados, que tienen más calorías y menos nutrientes. O mejor aún que el zumo, toma las piezas de fruta enteras.

2. Mastica muy bien cada alimento

Tómate tu tiempo para comer, no lo hagas a las rápidas, porque así engordas más. ¿Por qué? Porque uno de los indicadores que tu cerebro utiliza para decidir cuando estás saciado, es el número de veces que has masticado. Así que, huele cada alimento antes de comerlo, presta atención mientras comes y sobre todo mastica durante más rato cada bocado, para que tu cerebro piense que ya has comido suficiente.

adelgazar

3. Saborea lentamente

Cuando se hace un bizcocho en casa, el aroma es profundamente tentador, y nos incita a comer. Prueba este truco, huele el aroma de cerca y con atención, y coloca un trozo del bizcocho en la punta de la lengua. Saborea durante un rato su sabor, es probable que cuando hayas terminado ya ni quieras comerlo más, o te baste con un trocito pequeño.

4. Desayuna huevos

Toma huevos hervidos o revueltos con muy poco aceite varios días por semana. Los huevos hervidos son bajos en calorías, pero te mantienen saciado por su elevado contenido en proteínas de alta calidad.

5. Di NO a los precocinados

Reduce o elimina el consumo de productos precocinados (patatas fritas, pizzas, quiches, hamburguesas, croquetas, lasañas precocinadas, etc). En su lugar toma alimentos naturales como pollo, pavo, frutas, verduras o legumbres, pero cocínalos tú. Los productos precocinados, además de ser ricos en grasa y carbohidratos, a menudo están llenos de químicos, conservantes y colorantes que se depositan en nuestro organismo y contribuyen a su deterioro. Esto a su vez nos resta energía, y hace que nos sintamos sin ánimo, cansados, y nos movamos menos, con lo que al final se cumple un círculo vicioso en el que solo querremos comer más productos precocinados para mejorar nuestro estado de ánimo.

6. Come en casa, no en restaurantes

Si quieres cuidarte, es prioritario hacer tus comidas en casa. Las de restaurantes están fritas con aceites reutilizados, a veces son comidas demasiado aceitosas, se usan harinas para espesar las salsas, pan rallado, etc. Pero lo peor, es que al no preparar tu mismo esa comida, no sabes exactamente si en tu plato están estos ingredientes, ni en que cantidades. Por ello comer fuera de casa aumenta tu descontrol sobre las calorías que ingieres. También suelen ofrecernos postres ricos en azúcares, tomamos café con azúcar, quizá alguna cerveza. Todo esto aporta entre 400 a 600 calorías más que si tomáramos nuestro almuerzo o cena en casa. Si comemos cada día en restaurantes, es fácil que solo consigamos engordar, y que nuestra salud a la larga se deteriore.

7. Bebe Agua

La deshidratación es culpable de alterar tu metabolismo. Bebe mucha agua, con eso lograrás movilizar los elementos sobrantes del metabolismo que se encuentran dando vuelta en tu cuerpo. El agua controla la ansiedad del hambre y contribuye a mantener una buena salud.

8. Bebe algo antes de las comidas

Toma un gran vaso de agua, leche de avena, una infusión o una fruta fresca antes de comer, así tu estómago sentirá que ya has comido y no llegarás a la comida lleno de ansiedad ni muerto de hambre. No tendrás la sensación de tener hambre voraz pues así es como lo ordena el cerebro, con este truco evitarás comer hasta reventar. Aunque da muy buenos resultados mucha gente no lo conoce, los que más deben utilizar el truco son lo que sufren de ansiedad.

como adelgazar sin dieta

9. Toma una gran ensalada como primer plato

Una buena ensalada aliñada con poco aceite como primer plato, y además masticar cada bocado muy bien, hará que cuando te toque el plato principal con la mitad te conformes. Tu cuerpo habrá recibido ya nutrientes y por el volumen de la ensalada en tu estómago, se sentirá saciado. Todas las personas, aunque no tengan intención de bajar de peso también pueden usar este truco para tener una buena salud.

Corta tu ensalada en trozos grandes, el tomate, la lechuga y los otros componentes de la ensalada, así se engañará al estómago, tendrás más trabajo para masticar y por ende tardarás más y comerás menos, excelente truco.

10. Toma sopas, no cremas

Sustituye la crema por sopa, cuando sea de verduras procura que los trozos sean grandes así sentirás una mayor saciedad que si comieras la crema. La crema suena como a primer plato mientras que la sopa de verduras con trozos grandes que nos hacen masticar, es como un plato principal, quien lo dice es nuestro cerebro. En las clínicas es un truco muy utilizado para adelgazar.

12. Utiliza aceite de oliva virgen

Evita a toda costa la mantequilla y sobre todo la margarina, sustituye esto por aceite de oliva y si es extra virgen mejor. Desayuna con un pan tostado y úntale un poquito de aceite (una cucharadita máximo) y unos granitos de sal, es saludable. Te aporta nutrientes y te quita la ansiedad por comer.

13. Seca los alimentos fritos con servilletas absorbentes

Utiliza unas servilletas de papel absorbente para secar las frituras. Eliminarás una buena cantidad de aceite o grasa de la comidas. Se pueden colocar por debajo y por encima de las frituras, verás que se absorben varios gramos de grasa frita.

14. Una brocha, tu aliada para adelgazar

Utilizar una brocha para untar la sartén con el aceite en vez de ponerle un chorro. Para las ensaladas, hacer un pollo o un pescado no es necesario echar litros de aceite, basta una cucharadita. Cocina con aceite de oliva, a la plancha, al horno, al vapor. Es mucho más saludable y ahorras al cuerpo cientos de calorías, sin renunciar al buen sabor.

15. Utiliza platos pequeños para servir tu comida

Modera las cantidades de comida en el plato, especialmente el segundo plato. Un pequeño truco es servir el segundo en un plato más pequeño de lo habitual, así no tendrás tendencia a llenarlo y comerte un gran plato entero. Pon raciones limitadas de comida, y si quedas con hambre, toma una ensalada de lechuga, tomate, pepino y cebolla.

adelgazar sin dieta

16. Si quieres adelgazar, come alimentos voluminosos y ligeros

Lo que sacia no son las calorías. Come alimentos que tengan volumen y engorden poco,  por ejemplo ensaladas, tomate, o un trozo de sandía. Dormirás bien y quedaras satisfecho, lo puedes cambiar por melón, por espinacas o brócoli, sino te gusta la sandía.

También es importante tomar alimentos saciantes, como por ejemplo el alga espirulina, que con solo 3 gramos al día ayuda a perder peso y ganar masa muscular.

17. Calma el hambre con menta y chicles

Puedes ponerte a masticar chicle, esto hace también que bajes unas calorías sin esfuerzo. Al masticar chicle sin azúcar se ha demostrado que el metabolismo del cuerpo se eleva más de lo normal.

Otro truco para calmar el hambre es chupar una pastilla de menta fuerte o eucalipto.

18. Añade picante a algunas de tus comidas

El picante te hace beber mucha agua y te llenes mucho antes de finalizar y si es muy picante declinarás seguir comiendo.

19. Toma chocolate negro

Si tienes necesidad de algo dulce, o quieres tomar chocolate a toda costa, está bien. Tan solo asegúrate de tomar chocolate negro con un 85% de pureza, y no superar unas pocas pastillas diarias. Lo peor del chocolate, no es el cacao, sino la cantidad de azúcares refinados que se añaden en las variedades de «chocolate con leche».

20. Lee los envases de chocolates y dulces

Los chocolates que vienen de dos por lo general dicen que contienen 200 calorías, lo cual no es cierto pues estarás consumiendo 400 calorías en total, 200 por cada chocolatina. El marketing trabaja de esa forma, debes estar atento para adelgazar sin necesidad de caer en esas trampas.

21. No caigas en la trampa de las galletas «sin azúcares añadidos»

Lee los envases, y comprueba cuantas calorías tiene cada dulce. No te fíes del «sin azúcares añadidos» como garantía de que un alimento es bajo en azúcares, porque esto no es así. Si no me crees, lee por ti mismo los envases, y sorprendete con la cantidad de calorías que tienen muchos supuestos productos dietéticos o saludables.

te para adelgazar

22. El té verde te ayuda a perder peso

Toma una taza de té verde antes de comenzar una caminata. Esta infusión contiene buenas cantidades de cafeína y antioxidantes, que contribuye a liberar ácidos grasos y activar tu metabolismo.

Pero esta no es la única infusión o tisana adelgazante. Te enseñamos aqui como preparar los 3 mejores tés para perder peso Son muy fáciles y económicos, y te contamos qué efectos producen en tu organismo, y por qué funcionan.

23. Sustituye el azúcar por stevia

El azúcar blanco es un alimento poco saludable, solo aporta calorías, pero ningún nutriente interesante. Además ¿sabías que te puede hacer adicto? Cuanto más azúcar tomes, más querrás tomar. Por eso, sustitúyelo por stevia, un endulzante natural más saludable y que te ayudará a eliminar toxinas. También puedes utilizar miel natural de abejas, si es orgánica mejor.

24. El aceite de coco ayuda a adelgazar

Otro excelente aliado para esta saludable sin necesidad de dietas estrictas es el aceite de coco virgen en crudo. El aceite de coco para adelgazar se utiliza en pequeñas dosis (una cucharadita al día). Entre sus beneficios está el acelerar el metabolismo, hacernos sentir llenos de energía, y además sus ácidos grasos de cadena media nos hacen sentir saciados durante más tiempo.

25. Muévete con pequeños gestos

Ejercítate todo lo que puedas, camina, no cojas el autobús si son trayectos cortos. Una buena caminata sube el cardio más aún si se hace a ritmo rápido. No utilices escaleras automáticas en el metro o centros comerciales. Sube por las escaleras en vez de coger el ascensor, y sube o baja las escaleras varias veces al día. Estos son trucos sencillos que te hacen quemar calorías, perder peso y recuerda que hacer este tipo de ejercicio es gratis, y puedes hacerlo donde sea.

26. Anda, nada, ¡corre!!

Si vas a correr o trotas, procura que en la última vuelta aceleres el paso, esto contribuye a quemar más calorías y a fortalecer los músculos. Cuanto más desarrollados estén tus músculos, más calorías se queman mientras estás en reposo. ¿Lo sabías? Además, hacer algo de ejercicio dos días por semana disminuye el cansancio y aumenta tu sensación de energía durante todo el día.

27. ¿Tienes perro?

Él será tu mejor entrenador personal. Vete con tu perro a pasear y a correr cada día, ambos estaréis en forma, y el deporte en compañía siempre es mucho más llevadero y divertido.

28. Mantente ocupado

Sal a la calle a pasear para no estar en casa aburrido, haz cosas, queda con un amigo, ya que cuando haces esto, te olvidas de la comida. Por el contrario cuando no tienes nada que hacer y estas aburrido o nervioso, buscas una galleta, abres la nevera y sacas cualquier cosa… Cambia ese hábito y verás como tu cuerpo lo agradece.

Otra manera de quemar calorías es poner en actividad nuestro cuerpo es limpiando los cristales, pintando la casa, lavando la ropa o regando las plantas. ¡Mantente activo! Pon la radio y baila mientras haces cosas, te sube las endorfinas, quemas grasa, mejora tu estado de ánimo, y si sudas mejor todavía.

29. ¿Tienes hipotiroidismo?

A través de un simple análisis de sangre se puede determinar si una persona tiene problemas de tiroides como el hipotiroidismo. Esta enfermedad a menudo no tiene síntomas, pero la persona que la padece, nota como no puede perder peso. Los problemas de tiroides son fáciles de corregir, con tratamiento médico.

30. ¡Motívate para adelgazar y superarte!!

Inspírate con cosas sencillas, rodeate de personas positivas, coloca pegatinas post-it en varios sitios de la casa con mensajes motivadores. La idea es usarlas como recordatorio y para lograr fuerza. Por ejemplo puedes escribir «No como sano porque odie mi cuerpo, Como sano porque lo amo!!».

¿Te ha resultado útil esta información sobre como adelgazar con hábitos sencillos? Compátelo en tus redes sociales y más personas conocerán como pueden mejorar su línea y su salud sin gastar dinero. No olvides contarnos tu experiencia, más abajo en los comentarios.